Si te gusta el jamón, puedes comerlo sin remordimientos, gracias a sus propiedades

El jamón ibérico es uno de los más deliciosos manjares que tenemos en nuestro país, un alimento que gusta a prácticamente todo el mundo y que además es muy saludable, lo que lo convierte en más perfecto aún. Tras hablar de los falsos mitos, la empresa extremeña Señorío Porrino nos destaca los beneficios del jamón ibérico para la salud, que son muchos para casi todo el mundo, no por ejemplo para las embarazadas, que no es recomendable que lo consuman.

El jamón ibérico es un alimento muy versátil, convierte en delicias muchísimos platos para casi todos los paladares: ya sea solo, con pan, en tostada con aguacate o con un poquito de tomate, en bocadillo, en un revuelto o incluso en una pizza.

Si te gusta el jamón, puedes comerlo sin remordimientos, gracias a sus propiedades.

El cerdo ibérico posee un contenido muy alto de ácido oleico debido a su alimentación. Uno de los puntos fuertes de esta grasa monoinsaturada con elevados porcentajes de ácido oleico (principal componente del aceite de oliva virgen) es que nos protege contra las enfermedades cardiovasculares ya que contribuye a aumentar el colesterol bueno. Además, nos ayuda a reducir el colesterol total y colesterol malo; ese que obstruye nuestras arterias.

No en vano, los frutos de la encinas o alcornoques de los que se alimenta el cerdo ibérico contienen un 60% de ácido oleico con todas sus beneficiosas propiedades.

El jamón ibérico nos aporta vitaminas del grupo B; vitamina B1, B2, B6 y B12, además de vitamina E. En cuanto a los minerales destacan el calcio, el hierro y el cinc.100 gramos de jamón ibérico de bellota aportan el 20% del hierro que debe consumir una mujer diariamente (entre 3 y 4 mg cada 100 gramos de jamón). También proporciona cantidades significativas de magnesio y selenio favorables para el proceso del antienvejecimiento.

La falta de vitaminas de este tipo puede provocar problemas en la salud derivados al cansancio, pesadez, falta de apetito y disminución de la protección del sistema inmunológico. El jamón ibérico es una maravillosa fuente de proteínas por su aporte de aminoácidos esenciales muy importantes en dietas hipocalóricas o de baja calidad nutricional, así que 100 g de jamón ibérico de bellota aportan a nuestro organismo sobre 335 kilocalorías, por lo que una ración de unos 30 gramos serían unas 100 kilocalorías.

Cada 100 gramos de este tipo de jamón nos aportan 43 gramos de proteínas, por tanto, es ideal para los deportistas para favorecer el desarrollo de la masa muscular.

Mucho se comenta que el jamón engorda por su grasa, pero el jamón ibérico tiene grasa monoinsaturada. Por ello se aumentan las tasas de colesterol bueno y disminuye el malo. El jamón apenas aporta 250 kilocalorías por cada 100 gramos, por lo que no hay razones para eliminarlo de nuestra dieta, al revés.

Sí contiene sal debido al proceso de salazón, pero no en mayor cantidad que otros muchos alimentos. De hecho, diversos estudios han demostrado que puede bajar la presión arterial y reducir los problemas de coagulación sanguínea. Eso sí, la recomendación es no exceder los 100 gramos diarios.

Para más detalles: www.senorioporrino.com

Otros artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos