Domingo, abril 14, 2024

“A new synapse”, la exposición de la artista alemana Kathrin Maye estará en Marbella hasta el 30 de julio

“Una sinapsis renovada” es el título de una exclusiva colección de obras que abarcan todas las etapas de la carrera artística de Kathrin Maye. Esta exposición se presenta por primera vez en España durante el verano de 2023 se presentó en Marbella (Cortijo Miraflores) el pasado viernes 7 de julio a la presencia de Baldomero León, concejal del Ayuntamiento de Marbella, junto a prensa e apasionados de arte de la ciudad.

A través de esta selección de tableaux, Kathrin Maye desea expresar cómo los nuevos espacios de conexión y comunicación entre diversas culturas, mentalidades, géneros y generaciones coexisten en un mismo planeta pero reaccionan de manera diferente ante estímulos, información y órdenes, lo que hace que la transmisión del mensaje varíe según el receptor. De ahí el título “una sinapsis renovada”.

La sensibilidad artística de Maye y, por ende, su obra, se ven influenciadas por su padre, el médico generalista Dr. Toma Benko, quien también es un apasionado del arte con una especial predilección por el Impresionismo y el Fauvismo.

En 1985, la joven pintora se sintió atraída por Italia y, enamorada de Florencia, se trasladó a la Toscana, donde comenzó a estudiar arte en la Academia del Giglio, en Siena.

En Italia, comenzó a crear sus primeras obras, desarrollando un estilo propio que cautiva al observador con una composición áurica absoluta, respetando los principios más puros de la sección áurica u orden universal y aportando casi nuevas leyes a “La Divina Proporción” de Luca Pacioli.

Al comprender la naturaleza de los colores, Maye descubre cómo hacer que el propio movimiento interior del Rojo funcione como un vínculo entre la profundidad del Azul y el excentricismo del Amarillo.

Sus cuadros fusionan las escuelas clásicas del postimpresionismo del siglo XIX, como la estructura material con una carga extrema de pigmentos de Paul Cézanne, y los fondos y colores con contrastes centrífugos pero armónicos, que provienen de la paleta única de Oskar Kokoschka.

Su evolución artística también implica una deconstrucción de las obras de G. Klimt, que se aprecia en “Elektronik Manipuliert das Gehirn”, y de D.G. Rossetti, que es evidente en “Max by Gucci”, expresadas a través de un nuevo estilo pospop, que incorpora elementos físicos y collages de la vida cotidiana. En sus cuadros, estos elementos se reconceptualizan y transforman en elementos plásticos, liberados de su mensaje y naturaleza original, dotados de una nueva identidad.

Como se puede observar en el lienzo “Never Again”, por ejemplo, la obra de Maye pretende expresar, a través de un mensaje explícito, diferentes conceptos e incluso suele tener varios niveles de lectura. Se pueden encontrar claras referencias a los Arquetipos Junguianos, lo que facilita la comprensión de la obra para cualquier persona de cualquier cultura. Además, leyendo entre líneas, se pueden descubrir mensajes ocultos y no tan ocultos para el ojo inexperto, un código de imágenes evocativas presentes en “Tanz der Skelette” o en “Girls Romace”, sin que el mensaje tenga la intención de distorsionar el orden plástico de la obra ni viceversa.

A lo largo de su carrera, Kathrin Maye ha realizado varios vernissages en Boston, Los Ángeles y Toronto. Tres años más tarde, la pintora se establece en la Costa de Algarve, en Portugal, y finalmente decide compartir su vida entre Alemania y la Costa del Sol, donde tiene su casa-taller.

Con “A new synapse”, Maye nos presenta una obra en la que los referentes, en su mayoría del siglo XIX, se despojan de su imagen y se remiten a su esencia más pura, generando un nuevo movimiento psico-socio-plástico que no niega ni repite la historia, un arte que amalgama varias escuelas, casi imperceptible en su esencia para los no expertos, pero que respeta los caminos ya trazados mientras traza nuevas rutas nunca antes descubiertas.

Esta obra valientemente invita a descubrir el universo interior de Kathrin, compartiendo no solo su maestría absoluta como artista plástica, sino también la visión más íntima del sentido, significado, naturaleza y experiencia de sus mundos, colmados de una percepción inteligente, sensible, desenfadada y ecuánime de esta realidad.

Después de estar expuestas durante el mes de junio en Wyndham Costa del Sol (Mijas Costa), las obras de Kathrin Maye se quedarán en el Centro Cultural Cortijo Miraflores, hasta el 30 de julio, en la planta primera y con horario de lunes a viernes de 9 a 21.00.

Finalmente, del 24 de julio al 26 de agosto, la exposición se trasladará a Sotogrande, en el marco del Torneo Internacional de Polo, en el Pabellón del Santa Maria Polo Club.

Otros artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos