La Academia Gastronómica de Málaga falla sus Premios 2021

La Academia Gastronómica de Málaga (AGM) ha fallado sus Premios 2021, con los que la institución decana en España reconoce en un año especialmente complejo “el ejemplo de resiliencia y profesionalidad de la restauración, que ha vuelto a demostrar el talento y la perseverancia de los profesionales del sector en nuestra provincia”.

Así, el Premio José Luis Barrionuevo al Mejor Restaurante ha recaído en el Jardín de Lutz. Ubicado en el espectacular entorno del Hotel Finca Cortesin, en Casares, donde el chef Lutz Bösing desarrolla una cocina de altísimo nivel, acompañada por un servicio de sala impecable, magistralmente dirigido por Jean Serge Sudre, que convierten la experiencia en un auténtico lujo en cada detalle.

Por su parte, el Premio Paul Schiff al Mejor Chef reconoce a Juanjo Carmona, jefe de cocina del Restaurante Cávala, que aúna experiencia, juventud y talento. Autodidacta y comprometido con los productos locales, en su nuevo proyecto en el Soho hace una apuesta arriesgada y sincera por el pescado y marisco de la lonja de Málaga.

Ese año cobra especial protagonismo el tradicional Premio Antonio Espinosa a Una Vida Dedicada al Turismo y la Gastronomía que distingue la labor de Café Central. La Academia reconoce la contribución del establecimiento a la promoción del destino Málaga a través de sus más de 100 años de historia que lo han convertido en un local referente en la ciudad marcando el camino y popularizando una forma única de pedir el café.

El Premio Enrique Mapelli a la Crítica y Difusión Nacional ha sido para el restaurante El Lago. En su 20 aniversario, el veterano establecimiento estrella Michelín destaca por ser uno de los grandes referentes en la defensa del producto local y de cercanía desde su carta. Su gerente, Paco García, fue uno de los pioneros en apostar por la promoción y difusión del producto Kilómetro 0, mostrando una gran implicación en el trato con los productores de la zona.

El Premio Sebastián Souvirón a la Crítica y Difusión Internacional ha recaído en Patrick Mata. Malagueño descendiente de familia de bodegueros tradicionales de la Denominación de Origen Málaga, se ha convertido en un prestigioso importador para Estados Unidos apostando por vinos especiales de pequeños productores de nuestra tierra a través de su empresa Olé & Obrigado.

El Premio Santiago Domínguez al Mejor Restaurante de Cocina Tradicional ha correspondido al restaurante del B bou Hotel Cortijo Bravo. La familia Herrero ha puesto en valor este espacio tan especial y su cocina, clara apuesta por los productos de la Axarquía, recuperando recetas y contando una historia en cada uno de sus platos. Un exponente de comida tradicional adaptada al siglo XXI sin perder su esencia.

Por último, el Premio Antonio García del Valle al Mejor Merendero-Chiringuito se ha otorgado a El Saladero. La cocina familiar de Juan Jiménez y su madre, Purificación García, utiliza lo mejor del producto de la lonja de Caleta de Vélez. Destaca su dominio de las brasas y los guisos tradicionales en un espacio auténtico a pie de playa.

El presidente de la Academia Gastronómica de Málaga (AGM), Manuel Tornay, ha querido destacar el altísimo nivel de los candidatos que han optado a estos galardones, que son “una clara representación del excelente estado en el que se encuentra la gastronomía de Málaga”.

Los premios se entregarán en próximas fechas dentro de la tradicional gala en la que la Academia suele reunir a personalidades destacadas de la gastronomía, instituciones y profesionales del sector.

Otros artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos