Fácil cómodo y rápido: así es el Jamón Ibérico de Señorío Porrino

Una muy buena opción para disfrutar del #jamónibérico o de los productos ibéricos de bellota es comprarlos loncheados. Estos packs están envasados al vacío por temas de comodidad, facilidad y rapidez a la hora de servirlos. Lo cierto es que es una buena manera de consumir jamón tanto si compras un Jamón Ibérico Señorío Porrino como si no quieres hacerte con una pieza completa o incluso te parece complicado el tema del corte. 

Hoy os voy a dar algunos consejos que os ayudarán a disfrutar del jamón loncheado al máximo.

El jamón va cortado a mano conservando los aromas, color, texturas y dureza y los embutidos van contados a máquina con lo que se obtiene una uniformidad excelente para la presentación. A mi personalmente me gusta el jamón de bellota cortado a cuchillo por un profesional ya que las lonchas suelen ser de bocado, más sencillas de degustar y los aromas y sabores son más auténticos. 

Es importante que los sobres de loncheado no sufran cambios de temperatura bruscos ya que estos cambios pueden alterar las características organolépticas del producto. Si disponemos de un lugar fresco y que no le de el sol, una despensa, sótano o bodega por ejemplo, se pueden mantener perfectamente sin necesidad de ser refrigerados. Si no disponemos de ella, se aconseja conservar en el frigorífico hasta su degustación. Pero, ¡ojo! tendremos que abrirlos y atemperarlos unos 15 minutos antes de degustarlos.

Si hemos optado por la opción de meterlos en la nevera, es aconsejable sacarlos de ella una media hora antes de ser consumidos para que el jamón se atempere. De esta manera podremos sacar las lonchas sin que se nos peguen.

Señorío Porrino ofrece la posibilidad de lonchear cualquiera de sus productos y servirlos envasados al vacío. De esta manera obtendrás uno de los productos estrella de la gastronomía española y con los productos Dehesa de Extremadura. 

¿A qué esperas a probarlos?

Otros artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos