Arranca Danza Málaga 2021: 18 espectáculos del 5 de octubre al 30 de diciembre

Danza Málaga 2021 comenzará el 5 de octubre con el segundo estreno de la sexta temporada de Factoría Echegaray, El arte de perder cada día, una coreografía de Fernando Hurtado que ahonda en el Alzheimer prematuro y que estará en escena hasta el sábado 16 en el Teatro Echegaray. La cita anual con las artes del movimiento volverá a contar con La Phármaco. La compañía de Luz Arcas pondrá en escena en esta ocasión su Toná, una obra con cuatro candidaturas a los 24 Premios Max que indaga en la memoria colectiva y los imaginarios populares (19 de octubre). Le seguirá en el Teatro Cervantes una figura indispensable de la vanguardia flamenca: el granadino Manuel Liñán, Premio Nacional de Danza 2017, enseñará el 21 de octubre su ¡Viva!, con el que recibió el Max del Público en la ceremonia celebrada en Málaga el año pasado. El mismo día, en el Echegaray, Danza Málaga recibirá el segundo estreno, Las furias, creación de la malagueña Nieves Rosales, otra exploradora de los límites del flamenco, que ayudada en los textos por José Carlos Cuevas plasma en escena la cólera de “un infierno lleno de brujas, arpías, féminas vengativas que se levantan en armas contra una sociedad patriarcal”.

El viernes 22, OtraDanza, la compañía de Asun Noales, lleva al Cervantes otra pieza de danza contemporánea candidata a los Max y galardonada ya con tres premio de las Artes Escénicas de la Generalitat Valenciana. Vigor mortis es “un tragicómico viaje del cielo a lo insondable del alma humana” que Noales baila con Carlos Fernández. R.E.A Danza, compañía habitual de Danza Málaga, continúa celebrando su 30 Aniversario y lo hace en el primer teatro de la ciudad estrenando Tango infame, un homenaje al tango a través de Piazzolla (sábado 23). Fernando Hurtado repite presencia en el ciclo el sábado 23 en el Echegaray, esta vez con su compañía, y también con un estreno, Variaciones aleluya 2.0., una revisión y adaptación de un espectáculo de la ‘troupe’ barcelonesa Lanònima Imperial, el referente artístico del coreógrafo y bailarín malagueño.

El primer infantil del ciclo será Natanam, de DA.TE Danza, una obra de una compañía que acaba de ser premiada en FETEN. Se verá en el Echegaray en doble pase matinal el domingo 24, día en el que está apuntado en el Teatro Cervantes el pase de La piel vacía, de la compañía Siberia / Paloma Muñoz, una coreógrafa que explora en esta premiada pieza el concepto de piel como contorno, límite y medio, y propone una experiencia estética que cautiva y violenta las formas de percepción de los sentidos. Y de esta aproximación al movimiento contemporáneo viajamos a las coreografías, danzas y bailes que Federico García Lorca trabajó, vio o pudo ver en sus tiempos con El maleficio de la mariposa, producción con la que regresa a Málaga el Ballet Flamenco de Andalucía. Llegará al Cervantes el jueves 28, jornada en la que la opción en el Echegaray será las Dulces bestias de la canaria Compañía Nómada, una pieza en la que el ser humano vuelve a vestirse con atributos animales para acercarse a esa naturaleza de la que cada vez está más alejado, y que cuenta con la malagueña Paloma Hurtado en el elenco.

También de pulsiones animales habla Manipulación, la nueva pieza de David Segura, otro de los referentes de las artes del movimiento en Málaga. La estrenará el viernes 29 en el Echegaray con un elenco integrado por él, Pepa Martín, Lidia Jiménez y Sandra Abril. Le seguirá en el mismo recinto el sábado 30 La oscilante, coreografía de Juan Carlos Lérida en la que Pol Jiménez nos habla de la alteridad, de lo curvo y lo recto, de lo lineal y discontinuo, de cómo abordar una danza ‘agénero’ desde los presupuestos de la danza española. Tras la nueva cita infantil del domingo 31 de octubre, El cuento de Persépolis, pieza de La Coja Dansa para todos los públicos basada en el célebre cómic, llegará otro de los platos fuertes del ciclo.

Eduardo Guerrero

El lunes 1 de noviembre visita el Teatro Cervantes la Compañía Eduardo Guerrero con Sombra efímera II, un proceso vivo y en construcción cuyas coreografías profundizan y generan un universo común entre la tradición del flamenco, las artes contemporáneas del movimiento y las artes plásticas y visuales, y que lleva la firma de Mateo Feijóo en la dirección artística y el diseño escénico.

La escuela rusa de ballet estará presente en Danza Málaga con dos clásicos. Don Quijote será el primero. El Ballet Nacional Ruso de Sergei Radchenko pondrá en escena el martes 30 de noviembre la célebre coreografía de Alexander Gorsky basada en la que Marius Petipa facturó sobre la célebre novela de Cervantes. Ya en diciembre, el martes 7, el ciclo continuará con Evolution, espectáculo de Acosta Danza, compañía fundada por el prestigioso bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta. Evolution exhibe la vitalidad de la danza y la cultura del país antillano con las coreografías Satori, de Raúl Reinoso; Paysage, soudain, la nuit, de Pontus Lidberg; Impronta, de María Rovira, yTwelve, de Jorge Crecis. Y Danza Málaga se despedirá con la segunda visita del Ballet Nacional Ruso, que ha reservado la tarde del jueves 30 de diciembre para una obra intemporal, el mágico Cascanueces de Tchaikovsky coreografiado por Marius Petipa.

Otros artículos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimos artículos