10 tendencias gastronómicas que crecerán en 2020

El MindFood, los beneficios terapéuticos de los alimentos o la sostenibilidad centran las tendencias del sector, según revela un estudio realizado por ElTenedor, en colaboración con la agencia NellyRodi. Asimismo, Instagram seguirá siendo protagonista en 2020.

Tampoco hay que olvidar la gastronomía de otros países. El estudio revela que, para un 89,5% de los encuestados, descubrir nuevos platos al viajar al extranjero inspira a incluir nuevos ingredientes en la dieta cotidiana. Al mismo tiempo, un 52,7% afirma que la gastronomía es un factor clave para escoger el próximo destino de vacaciones.

Por ello, es importante destacar que, esta nueva década pone el foco en las ciudades de Hong Kong, Shanghái y Taiwán para la cocina asiática. Asimismo, la cocina israelita está ya centrando toda la atención y viene pisando fuerte.

10 tenencias gastronómicas de la nueva década

  1. La primera se trata de lo que en Instagram se conoce como #MindFood. Con más de 65.000 publicaciones, esta tendencia se origina debido al entusiasmo y el interés por conocer la relación entre el cerebro, el estado de ánimo y la comida. Según el estudio, el 76% de los españoles afirman que su estado de ánimo afecta al tipo de platos que escogen en un restaurante. Por tanto, esta tendencia, se centra en conocer qué pueden ofrecer los alimentos más allá de los beneficios funcionales. Trasladado a los restaurantes, estos deberán tener más en cuenta los estados de ánimo de los invitados, para poder decidir la receta y ofrecerles platos adaptados. Ir un paso más allá de los alimentos detox, inteligentes o reconfortantes.
  2. En línea con la búsqueda del bienestar, la segunda tendencia gastronómica es la de los beneficios terapéuticos de los alimentos. La gente, cada vez espera más terapias culinarias que coincidan con su estado emocional. Enfocándonos en un punto de vista más científico, a la industria alimentaria le apasionan los productos con efectos increíbles: relajantes, terapéuticos… Este movimiento considera la superposición entre los alimentos y la medicina tradicional.
  3. Por otra parte, en esta nueva década destacarán los llamados “alimentos astros”. Esta sería la tercera corriente y la defienden aquellas personas que consultan su signo del zodiaco cada día: además de conocer su estado laboral, amoroso y monetario, descubrirán sus platos ideales según como se alineen las estrellas.
  4. Instagram sigue siendo el rey de las redes sociales donde predominan las fotografías. En plena era del post #FoodPorn, los restaurantes necesitan sorprender a sus consumidores y así tener un hueco en esta red social. Esta cuarta tendencia mezcla el comer con el entretenimiento y potencia las experiencias alimentarias para llevar al límite los sentidos y la intensidad de los platos. Esta comida invita a todos nuestros sentidos a un viaje extrasensorial.
  5. Muy en línea con esta corriente, encontramos la quinta: delirio alimentario, que se trata de dejar volar la creatividad para que sea artístico: este nuevo estilo trata de acercarse a las cocinas creativas. Y es que, en Instagram, #FoodCrazy cuenta ya con más de 143.000 publicaciones. Por tanto, la puesta en escena y el emplatado es cada vez más cuidadosa para enfatizar lo extraño y acercándose a un proceso artístico. Además, cada vez más amantes de la gastronomía, necesitan sentirse parte de una comunidad con la que se sientan identificados y que comparten las mismas obsesiones.
  6. La sexta corriente son los clubs de comida, que están de moda, lo que explica el por qué los programas de fidelización son cada vez más específicos, garantizando una experiencia de cliente más memorable.
  7. Y, en línea con la fidelización, llegamos a la séptima tendencia: el cruce de la gastronomía con otros ámbitos, como por ejemplo la moda. Cada vez más, las marcas de moda integran sus negocios con restaurantes y cafeterías, creando espacios multiusos en los que comprar y, además, disfrutar de una gran experiencia gastronómica.
  8. Asimismo, la tecnología sigue siendo importante, convirtiéndose en la octava tendencia. Y es que, según la encuesta, para el 93% de las personas, las nuevas tecnologías seguirán impactando y cambiando nuestros hábitos gastronómicos. Empezando por la cantidad de aplicaciones centradas en analizar los alimentos y acabando con el hecho de que ya no sorprende ver a camareros robots en algunos restaurantes de Japón.
  9. La novena tendencia la encontramos en dar importancia a las voces que tienen relevancia en el sector. “Del decir al hacer”, el papel de los influencers y los actores es crucial para poner algunos temas en la agenda social y, trasladado al mundo gastronómico, son los chefs los que necesitan comprometerse y posicionarse en cuestiones como las ambientales. Y es que, según el estudio, para un 53,7% de los encuestados, el hecho de que un restaurante sea sostenible es un motivo para decirse por él y no por otro.
  10. En línea con este dato, la décima tendencia se trata de la cocina sostenible, siendo una de las más importantes. Según la encuesta, el 63,8% de los españoles tiene en cuenta el origen de los alimentos. Los consumidores favorecen cada vez más aquellas marcas que actúan para reducir el plástico y los problemas ambientales. Por tanto, depende de los chefs que abran sus cocinas y que expliquen de dónde provienen sus productos para el consumidor final, ultra comprometido y preocupado por el medio ambiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.