El Ford Mustang Mach-E totalmente eléctrico ofrece potencia, estilo y libertad para una nueva generación

Por primera vez en 55 años, Ford amplía la familia Mustang, llevando al famoso pony a la era eléctrica con el Mustang Mach-E, un nuevo SUV totalmente eléctrico concebido con los mismos ideales de libertad que inspiraron el deportivo más vendido del mundo.
Mustang representa libertad, progreso, rendimiento rápido y un toque de rebelión.
Ahora, Mustang está listo para reimaginar estas ideas para un poderoso futuro
eléctrico, con espacio para las crecientes necesidades de los clientes y
actualizaciones avanzadas inalámbricas que continúan mejorando su vehículo.
“En el primer Salón del Automóvil de Detroit, Henry Ford dijo que estaba trabajando en
algo que caería como un rayo”, ha asegurado Bill Ford, presidente ejecutivo de Ford
Motor Company. “Ése era el Ford T. Hoy, Ford Motor Company se enorgullece de
presentar un coche que vuelve a caer como un rayo: el nuevo Mustang Mach-E
totalmente eléctrico. Es rápido. Es divertido. Es libertad. Para una nueva generación
de usuarios de Mustang”.
Ford dio vida al Mustang Mach-E a través de un proceso de desarrollo concentrado
totalmente en las necesidades y deseos del usuario. El resultado es un SUV elegante
que ofrece una conducción enérgica, con una tecnología de vehículo conectado de
última generación que hace que el Mustang Mach-E mejore con el paso del tiempo.

Cuando llegue a finales de 2020, el Mustang Mach-E estará disponible con opciones
de baterías estándar y de autonomía extendida, ya sea con tracción trasera o tracción
total accionada por motores de imanes permanentes. Equipado con una batería de
autonomía extendida y tracción trasera, el Mustang Mach E tiene una autonomía de
conducción puramente eléctrica de hasta 600 km, de acuerdo con el Procedimiento
Armonizado Mundial de Pruebas de Vehículos Ligeros (WLTP, por sus siglas en
inglés).

El Mustang Mach-E estará disponible tanto en autonomía estándar (batería de ion-litio
de 75,7 kWh) como en con autonomía extendida (batería de 98,8 kWh) que tiene una
autonomía de conducción WLTP de hasta 600 km con su configuración de tracción
trasera.
Estas avanzadas baterías cuentan con 288 celdas de ion-litio para la especificación de
autonomía estándar y 376 celdas de ion-litio para la especificación de autonomía
extendida. Diseñada para ayudar a maximizar el espacio interior y contribuir a
optimizar la dinámica de conducción con un centro de gravedad bajo, la batería está
situada en el suelo entre los dos ejes del vehículo, y ha sido probada a temperaturas
extremas de hasta -40 grados centígrados. Las baterías están aseguradas dentro de
un estuche impermeable rodeado de una protección de absorción de impactos. La
batería utiliza un avanzado sistema de calentamiento y enfriamiento de líquidos activos
para regular las temperaturas y optimizar el rendimiento en condiciones climáticas
extremas y mejorar los tiempos de carga.
Los usuarios de vehículos eléctricos hacen el 80 por ciento de recargas en casa. Ford
ofrece la solución Ford Connected Wallbox, que proporciona hasta cinco veces la
potencia de carga de un enchufe doméstico típico, lo que significa que los usuarios
pueden añadir una autonomía media estimada de 51 km por hora de carga, tomando
como referencia el modelo de autonomía extendida y tracción trasera.

Ford también hace que la carga en casa o en desplazamientos sea más fácil, ya que
proporciona múltiples soluciones de carga en casa y ofrece a los clientes acceso a la
Red de Carga FordPass. En asociación con NewMotion y utilizando la conectividad
proporcionada por el módem de a bordo FordPass Connect, la aplicación FordPass
dará a los usuarios acceso a la red más grande -y que crece más rápido- de Europa
con más de 125.000 estaciones de carga pública en 21 países. Los usuarios podrán
utilizar puntos de recarga de muchos mercados, iniciando y pagando los servicios de
recarga desde una sola cuenta.

Ford es miembro fundador y accionista del consorcio IONITY, cuyo objetivo es
construir 400 estaciones de carga de alta potencia en localizaciones europeas clave
de aquí a finales de 2020. Esto permite una reducción significativa de los tiempos de
carga de los vehículos eléctricos en comparación con los sistemas existentes que
resulta ideal para viajes de larga distancia. Con una potencia de carga máxima de 150
kW, el Mustang Mach-E con batería extendida y tracción trasera puede añadir una
autonomía de hasta 93 km con 10 minutos de carga en una estación de carga rápida.

Se calcula que el Mustang Mach-E de autonomía estándar carga entre el 10 y el 80
por ciento en aproximadamente 38 minutos mientras se carga en una estación de
carga rápida.

“El Mustang Mach-E supone el comienzo de una nueva era para Ford y no podríamos
estar más emocionados de traerlo a nuestros clientes de Europa”, ha asegurado
Rowley. “Este nuevo modelo trae mucho más que conducción cero emisiones, una
total tranquilidad para los usuarios de vehículos eléctricos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.