El ritmo melódico de Ben Harper vuelve a Marbella junto a The Innocent Criminal

Ben Harper, uno de los artistas más prolíficos e influyentes del panorama musical internacional -publicó en 15 años un total de 14 álbumes- y la banda que le ha apoyado en numerosos momentos de su carrera, The Innocent Criminals, cautivaron al Auditorio de Starlite con un selecto repertorio rico en ritmos melódicos y virtuosismo.

El espectáculo dio comienzo con un Ben Harper sentado y concentrado en las cuerdas de la weissenborn que toca con maestría, como a golpe de caricia, para entonar el tema ‘Gold To Me’. Ya en la segunda canción, ‘Steal My Kisses’, Harper animó a sus incondicionales a bailar en sus asientos. Dicho y hecho. El punto de inflexión se había producido y desde entonces, un público entregado y entusiasmado apoyó con sus tarareos, aplausos y espontáneos gritos de ‘¡Ben, te quiero!’ al cantante y sus músicos.

Conscientes de la gran ventaja que ofrece el Auditorio de Starlite, en la que espectadores y artistas están separados por una nimia distancia, el músico estadounidense decía haciendo gala de un fino sentido del humor: “Vamos a tocar rock, pero no muy alto para no ensordeceros”. ‘Whipping Boy’, ‘The Wild To Live’, ‘Please Bleed’, ‘Walk Away’ y ‘Amen Omen’ fueron los temas que a continuación dieron cuenta de la diversidad de géneros musicales que Harper y The Innocent Criminals pueden abarcar.

El compositor, que cuenta con influencias de soul, folk, blues, hip hop, jazz y sonidos étnicos, entre otros, continuó el concierto con ‘Forever’, ‘Burn One Down’. Con ‘Diamonds On The Inside’, Harper se animó a cantar a capela y sin micrófono, pues lo dirigió hacia el público, convirtiéndolo en cómplice de una mágica interpretación facilitada por la excepcional acústica de La Cantera de Starlite.

No contento con un momento especial como el recién vivido, Ben Harper & The Innocent Criminals continuaron, a modo de despedida y homenaje a la música que les inspira, con una genial versión de ‘Superstition’, de Stevie Wonder.

Tras la insistencia de sus fans, volvieron al escenario e improvisaron la melodía para una canción cuya letra corría a cargo del público y que básicamente consistía en la repetición del sonido ‘oé’. Toda una dedicatoria de la agradecida audiencia para con sus músicos.

A modo de broche de la gran velada vivida en Starlite, Ben Harper & The Innocent Criminals cerraron con ‘Ground on Down’ y un tema más calmado y reflexivo, ‘Welcome To The Cruel World’. Una jornada la de este domingo que quedará marcada en el recuerdo, tanto de sus seguidores como de quienes se acercaron por primera vez a estas grandes figuras de la música.

La programación de Starlite continuará hoy, lunes 29, con el concierto de Taburete y Trapical Minds, seguirá el martes, 30 de julio, con el de Melendi, el miércoles 31 será el turno de Pablo López, el jueves, 1 de agosto, Don Omar, y el viernes 2 de agosto, Bertín Osborne & Pitingo.

SOBRE BEN HARPER & THE INNOCENT CRIMINALS…

El marcador de tendencias más ecléctico, Ben Harper, volvió a Starlite el domingo 28 de julio después de su visita en solitario en la edición de 2017, en la que actuó con un concierto acústico en el que hizo gala de su voz dulce y su virtuosismo musical. Esta vez ha estado acompañado por The Innocent Criminals, quienes desde sus comienzos en 1993 han participado en la mayoría de los proyectos del cantante. Una velada que no dejó indiferente a nadie.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.