El 16 de Septiembre es el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono ¿Qué puede hacer un hotel para ser más “eco-friendly”?

Cuando nos vamos de vacaciones queremos ir al mejor destino, aquél que cumpla con nuestras exigencias y nos permita relajarnos a la par que disfrutamos de nuestro tiempo libre. Hoy en día la sostenibilidad y la eficiencia son aspectos fundamentales a la hora de elegir un hotel donde alojarse pero ¿cómo sabemos que estamos en un hotel que sigue estos parámetros?

A la hora de elegir un destino de vacaciones, cada vez más prestamos más atención a los que tienen por bandera la sostenibilidad y eficiencia como forma de hacer las cosas. Por ello debemos saber si cumple con las exigencias necesarias para considerarlo un lugar eco-friendly. Estos 10 factores nos indican el nivel de sostenibilidad de un hotel.

El equipo humano

Una gran parte de la imagen de un hotel reside en sus trabajadores, los cuales deben dar ejemplo de los valores y objetivos del mismo de cara al cliente. El personal del hotel tiene que ser un fiel reflejo de la empresa, por ello deben estar al tanto de las medidas básicas de eficiencia energética con el objetivo de informar al cliente siempre que este lo requiera. De esta forma y mediante la unificación de procedimientos, una comunicación abierta y sin fisuras y un entrenamiento en materia de eficiencia, sostenibilidad e innovación, todo está asegurado.

Suministros

A la hora de elegir un hotel debemos obtener información sobre sus gastos energéticos, los proveedores que tiene este y las medidas de ahorro que tiene implementadas. De esta forma nos aseguramos la sostenibilidad y eficiencia del lugar donde vamos a hospedarnos.

Seguimiento de consumo

Todos aquellos hoteles que dispongan de herramientas avanzadas para el control y gestión del consumo aseguran su compromiso con la sostenibilidad y la eficiencia. Debemos prestar atención a todas aquellos sistemas de control en relación al gasto en la luz, el agua y la energía en general.

Ahorro en el agua

El agua es uno de los bienes más preciados y que más sufren en verano. El gasto aumenta considerablemente durante los meses de verano y por ello debemos asegurarnos de que el hotel toma las medidas adecuadas para asegurar el ahorro de este elemento tan necesario. Los niveles de agua y su gasto se deben controlar mediante el desarrollo de herramientas que ayuden a su gestión.

Ahorro y eficiencia con la luz

Uno de los aspectos más importantes dentro de un hotel es la iluminación y como se gestiona esta. Hoy en día existen en el mercado multitud de herramientas para controlar el gasto en la luz, así como bombillas LED que permiten un gasto mucho menor en relación a las viejas bombillas de siempre. Por ello debemos tener en cuenta estos detalles para determinar si el hotel donde nos alojamos cumple con estas medidas de ahorro.

Temperatura

Cualquier hotel que presuma de ser eficiente y sostenible debe tener en cuenta la temperatura de sus dependencias sin realizar un gasto desaforado en lo que a aire acondicionado y calefacción se refiere. La correcta gestión de la temperatura dentro de un hotel es clave para la consecución de un modelo más sostenible.

Uso de energía convencional y alternativa

La fuente de energía de un hotel es fundamental, y por ello no puede depender en su totalidad de la convencional. Por ello, la combinación de energías alternativas para reducir el gasto y abogar por la ecología es indispensable. La energía solar térmica es una de las fuentes más utilizadas, de tal forma que mediante el aprovechamiento de la luz solar se puede gestionar gran parte del gasto de edificio mediante este recurso, ahorrando dinero y ganando en eficiencia. La generación conjunta de calor y electricidad, también llamada cogeneración, consigue reducir considerablemente el consumo.

Arquitectura eficiente

El buen aislamiento de paredes, ventanas y suelos es clave para mantener un aislamiento adecuado. Los hoteles que siguen estas medidas pueden conseguir hasta un 60% de ahorro en el consumo. Todo esto se puede llevar a cabo mediante medidas como el aprovechamiento de la luz solar, una mejor utilización de la luz natural, cambios en fachadas o cambios en cerramientos entre otros.

Climatización eco-friendly

Es importante tener en cuenta el tipo de climatización que se quiere en el hotel, ya que los equipos de aire acondicionado y calefacción por ejemplo acarrean unos gastos muy elevados. Respetar las temperaturas recomendadas tanto en invierno (21 grados) y en verano (26 grados) o aprovechar el aire del exterior para regular la temperatura del interior son algunas de las soluciones que pueden hacer de un sistema de climatización algo más eco-friendly.

Coincidiendo con la celebración el próximo domingo 16 de septiembre del Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, Fuerte Group Hotels, una de las cadenas hoteleras más concienciadas de España, ha querido compartir 4 recomendaciones gracias a las cuáles sus hoteles han sido capaces de reducir hasta un 22,12% sus emisiones de gas a la atmósfera en los últimos 5 años, convirtiéndose así en referentes del sector hotelero.

  1. El edificio cuenta con aislamiento térmico para evitar pérdidas de energía.
  2. Usa energías renovables.
  3. Dispone de alumbrado de bajo consumo y tipo LED, que además está automatizado gracias al uso de temporizadores.
  4. Sigue un proceso específico para gestionar todos sus residuos.

Estos 4 parámetros que suelen ser los más comunes,  entre los establecimientos que, como los de Fuerte Group Hotels, se preocupan por preservar el medioambiente y la capa de ozono reduciendo las emisiones de gas a la atmósfera.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.