El diseñador de alta costura y artista Jean Luc Amsler añade Marbella a la gira internacional de su colección Inversion

El show room de arquitectura, diseño e interiorismo IberMaison de Marbella, ha sido protagonista ayer de un vernissage de la colección artística “Inversion” del artista suizo Jean Luc Amsler.

Tras haber empezado como diseñador para la marca Yves San Laurent y con muchos años de experiencia en el mundo de la moda, sobre todo de “haute couture” francesa, donde sigue prestando su talento, Jean Luc Amsler aborda el tema del arte de forma personal y anticonformista.

La idea de este proyecto artístico surgió de la reunión con Boyan Li, un fotógrafo chino de bellas artes y moda. Se trata de una reflexión fotográfica sobre la imitación de los robots a los hombres y mujeres y revela un mundo estético que es a la vez inquietante y surrealista, la humanidad y la tecnología se convierten en una sola cosa, en cada retrato la metamorfosis tiene lugar ante nuestros propios ojos.

“Inversion” es una exposición evolutiva que ha empezado en Paris, donde Amsler conoce Karin Mehenert (propietaria de IberMaison), la cual se enamora del proyecto y le propone de traer la colección también en España: primero a Marbella y, a finales de septiembre, a Madrid, para continuar en sus otras etapas establecidas de Tokyo, Nueva York y Suiza.

El título “Inversion” significa transformación del ser humano de hombre a robot.

El estudio pasa a través de las tomas de caras conocidas, con sus expresiones humanas, las cuales son transformadas mediante diferentes técnicas artísticas (ordenador, manual, filtros, etc) para que el aspecto humano se deshumanice poco a poco, hasta parecer un robot, no obstante, siga siendo humano. En cada etapa de la exposición las fotos van a cambiar, habrá de nuevas, pero se guardarán las mismas del principio para ver la evolución de la cara durante el proceso de deshumanización. Así que en Marbella las caras expuestas son mucho más humanas de lo que irán siendo en Madrid, Tokyo o Nueva York. Hasta llegar a ser totalmente alienas en la etapa final de Suiza, aunque se podrá reconocer la cara, viendo los cambios progresivos.

“Estamos en una época donde el arte ya no tiene sentido” nos dice Amsler por provocación.

El artista ha empezado a reflexionar sobre este concepto: “ahora, más que nada hay técnicas que permiten expresar los mensajes, pero para que sea arte hay que buscar una forma elegante, estética, única. No se puede vender cada día un objeto que se supone sea arte si no tiene una reflexión artística detrás, el arte no es provocación, todos somos capaces de provocar, pero el arte es traducir, a través de una técnica (fotografía, pintura, escultura), una reflexión mental o sentimental”.

Las fotografías son todas de tamaño muy grande, mínimo 1 metro y medio por 2, para que se pueda apreciar el impacto de la transformación de los rasgos. Están presentadas en formato roll-up para que sea más fácil colocarlas y desplazarlas, pero el comprador recibe la imagen en digital también y la puede desarrollar de la forma que el prefiera.

En la alta costura Amsler sigue trabajando por Dior Homme, Cartier y por su propia marca. Con la moda quiere expresar, o más bien traducir la época en que estamos viviendo. En algunos momentos tampoco los expertos o los periodistas no entienden cuál es el mensaje de la moda. Para Amsler la alta costura quiere traducir los tiempos, de la forma mejor posible, más moderna y más comprensible: “la moda es un arte aplicado, un humor, un juego de personalidad con piezas únicas, para vestir momentos diferentes”. Jean Luc es supersticioso y no se atreve a decírnoslo, pero será el director artístico de una marca masculina de lujo francesa cuya colección será presentada en enero de 2019.

El vernissage fue acompañado de un cocktail al que acudieron muchas caras conocidas de Marbella, entre ellas, la Princesa Beatriz de Orléans, muchos artistas, empresarios, filántropos y periodistas, que se quedaron sorprendidos por la originalidad y el impacto cromático de los retratos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.