Naturaleza, sendas, huertos, talleres: vacaciones alternativas culturales y saludables!

Si la comida es uno de los momentos que menos te gustan del día, porque te pasas el tiempo diciendo a tu hijo que se coma “lo verde”, aprovecha las próximas vacaciones para que, a través del juego, aprenda a comer de manera saludable y empiece a consumir las frutas, verduras y hortalizas que en ocasiones tanto le cuesta. Para ello, elige un hotel como Fuerte Grazalema (Cádiz), si prefieres la montaña, o como Fuerte Estepona (Málaga), si te gusta más la playa, que disponga de su propio huerto ecológico y que, además, ofrezca actividades para que los más pequeños de la casa jueguen a ser agricultores.

Este año, en ambas huertas han plantado productos de temporada como tomates, pimientos, berenjenas, coles, cebollas, hierbabuena y perejil; y en Fuerte Estepona además han cultivado en el huerto patatas, habas, pepinos, calabazas, calabacines y lechugas; y en otras partes del hotel cuentan con parras de uvas.

En los dos establecimientos se organiza un día a la semana una Fuerte Experiencia, enmarcada dentro de la Ruta Responsable, en la que un animador explica a los niños la importancia de comer sano y de aprovechar todo lo bueno que la tierra nos brinda; ya que las frutas y las verduras juegan un papel fundamental en su desarrollo y crecimiento. Tras ello, identifican sobre el terreno todo lo que está plantado y recogen aquellas variedades que ya están maduras y listas para consumir. En el caso de Fuerte Estepona, les muestran también la compostadora instalada en el hotel, en la que fabrican abono natural para el huerto.

Tras el taller, muchos de los niños van directos al restaurante bufé para enseñarles a sus padres lo necesario que es comer frutas, verduras y hortalizas al menos una vez al día.

Y Si quieres escaparte una semana para “hacer un camino”, olvídate de lo tradicional y apuesta por el nuevocamino andaluz”. Se trata de la GR 141, la Gran Senda de la Serranía de Ronda que desde hace siglos une Ronda con Gibraltar. Un tanto olvidada desde que la llegada de los nuevos medios de transporte del siglo XX, que favorecieron la construcción de otras carreteras alternativas, es una reliquia de enorme belleza natural y gran valor histórico que durante 6 etapas te conducirá a través de parajes repletos de bosques frondosos, praderas, terrenos rocosos y zonas de cultivo, y de tanto en tanto habrá un alto en el camino en alguno de los preciosos pueblos blancos de la Serranía como Jimera de Líbar, Benarrabá y Alpandeire, entre otros. Septiembre puede ser un excelente mes para recorrer esta Gran Senda, que puede ser atravesada a pie o en bicicleta.

GR 141, un camino dividido en 6 etapas:

  1. Ronda- Jimera de Líbar: 22,4 kilómetros (7 horas).
  2. Jimera de Líbar- El Colmenar: 24,9 kilómetros (7 horas).
  3. El Colmenar- Benarrabá: 18,7 kilómetros (8 horas).
  4. Benarrabá- Benalauría: 12,3 kilómetros (5 horas).
  5. Benalauría- Alpandeire: 15,5 kilómetros (7 horas).
  6. Alpandeire- Ronda: 18,8 kilómetros (7 horas).

Más información de la ruta en: http://blog.fuertehoteles.com/actividades/gr141-gran-senda-ronda/

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.