Acelera la inversión en construcción y crecerá el euríbor y del stock de crédito hipotecario

El último informe de estrategia de Bankinter incluye varias previsiones relacionadas con el sector inmobiliario: prevé que se acelere la inversión en construcción, un cambio de tendencia en el euríbor y el crecimiento del stock de crédito hipotecario. Unos pronósticos que se convierten en una buena noticia para la banca, pero traerán consigo el encarecimiento de miles de hipotecas.

En concreto, la entidad prevé que el euríbor a 12 meses se mantenga en negativo este año, aunque dará los primeros pasos de la tendencia alcista. A pesar de que en primavera hemos visto al índice de referencia de la mayoría de las hipotecas en España marcar nuevos mínimos históricos en el -0,19%Bankinter estima que terminará el año en torno al -0,17%.

Será el año que viene cuando el euríbor vuelva a terreno positivo (podría moverse en 2019 entre el 0,1% y el 0,2%) para seguir escalando posiciones y quedarse en torno al 0,4% en 2020. En el escenario más optimista posible para el mercado, pero más pesimista para quienes tengan una hipoteca variable, el indicador podría elevarse hasta el 0,5% dentro de dos años. Habría que remontarse a principios de verano de 2014 para ver una cota tan alta, aunque seguirá a años luz de los máximos de 2008, cuando llegó a superar de largo el 5%. 

Este cambio de tendencia llegará de la mano de la nueva agenda del Banco Central Europeo (BCE), que en su última reunión anunció la eliminación del programa extraordinario de compra de deuda (QE) a final de año y dejó la puerta abierta a encarecer el precio del dinero a partir de verano de 2019, lo que significa que podríamos ver subidas de los tipos de interés dentro de 15 meses.

Se trata de una buena noticia para el sector financiero, ya que la política monetaria tan expansiva está lastrando su balance, pero que encarecerá la cuota mensual de las hipotecas variables. Por eso, los expertos siguen recomendando la alternativa del tipo fijo como escudo ante la futura subida del euríbor.

Otra de las previsiones de Bankinter que sirve de bálsamo a la banca es que el saldo de préstamos hipotecarios podría crecer este año… por primera vez en varios años, lo que permitirá a los bancos aplicar intereses sobre un mayor volumen de dinero.

Si en 2015 la cartera acumulada se redujo casi un 5%, este año podría repuntar un 0,4% y seguir al alza próximamente hasta crecer más de un 1% en 2020. Para entonces, según un informe en el que participó la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el saldo vivo hipotecario podría volver a superar los 600.000 millones de euros, el nivel más alto desde verano de 2012.

Para que se haga realidad esta previsión, en los próximos meses deberíamos ver cómo las nuevas hipotecas que se firman superan a las que se cancelan. 

La tercera predicción inmobiliaria que incluye el informe de Bankinter es una creciente inversión en construcción, que podra repuntar en lo que queda de década a un ritmo medio del 4% anual. En concreto, espera un crecimiento del 4,5% para este año, del 4% en 2019 y del 3,6% en 2020. De cumplirse este pronóstico, España será uno de los países europeos de mayor crecimiento en inversión en construcción.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.