La Marbella de las malas-lenguas, de las envidias y de la superficialidad

Nuestro portal suele ser acostumbrado en evidenciar lo bello, positivo, polifacético y novedoso que evoca la ciudad de Marbella y sus alrededores. El perfil de nuestro medio no es político, ni habla de crónicas, justamente para evitar de hablar de “malos asuntos” y meternos en polémicas que no suelen llevar a nada constructivo.

Pero sì nuestro medio tiene un perfil económico y social y por eso nos sentimos obligados a comentar las pseudo-noticias difundidas sobre el presunto cierre de anoche en Starlite por parte del Ayuntamiento de Marbella.

Aunque el Ayuntamiento no nos haya convocado esta mañana a la rueda de prensa con los medios (eso también tiene que ver con la superficialidad en el título), confirmamos que la noticia difundida por Marbelladirecto sobre el cierre del Festival era falsa. Nosotros nunca lo dudamos, porque por nuestra experiencia estamos acostumbrados a distinguir entre profesionales y “chapuzeros”.

Marbella tiene la suerte de ser amada por grandes profesionales, que son los que hacen que esta ciudad sea nicho de valor a nivel internacional pero tiene también una incubadora de chapuzeros en todos los sectores que son exactamente los que, no teniendo mejores competencias, viven buscando fallos en los demás, criticando y aprovechando las situaciones para engordar las malas lenguas.

Por esa razón podríamos tener una ciudad maravillosa, bien cuidada, bien frecuentada y con economía de primer nivel y en vez tenemos la situación que vivimos a diario.

ViviMarbella lleva años acudiendo casi cada noche a la cantera de Starlite y hablando con sus portavoces y organizadores a menudo. No hablamos solo de música o de artistas, hablamos de números, de trabajadores, de promoción, de turismo, de economía, de sociedad. Nuestra agencia también se ocupa de desarrollar empresas en Marbella y está acostumbrada en ver como los empresarios y pseudo-empresarios reaccionan al tema de licencias, permisos, normativas, etc.

Así que, por primera vez queremos salir de nuestra posición de periodismo “super partes” para tomar las partes de los profesionales, la única categoría que merece nuestra atención hoy. Por justo que sea que, las normas sean iguales para todos, me perdonará el Sr. Alcalde y los fanáticos de Podemos, si les hago notar que si los veranos de Marbella hoy tienen un renombre a nivel internacional, eso no se debe ni a los Pubs de Fulanitos del Puerto Deportivo, ni a las políticas de mantenimiento del orden público del Ayuntamiento. El peso que tiene Starlite en la balanza de la economía de esa ciudad no puede ser comparado con ninguna otra “licencia en vigor”.

No solo: si Starlite ha llegado a ser lo que es hoy, es gracias a su enorme profesionalidad y competencia, tanto en aspectos artísticos como en tema de licencias, permisos, normativas, protección, etc. Y las mejoras se han ido viendo año tras año, tanto en sistema de transporte, en seguridad del recinto, en control de entradas, en respeto de los horarios y de los empleados.

Lo que vemos nosotros es pura instrumentalización: enfocar la atención negativa en Starlite permite dejar de hablar de lo mal que está gestionando el acceso de un turismo de bajo nivel al Puerto, impide ver lo sucio que están las carreteras y las aceras de la ciudad y sirve a dar un pedacito de protagonismo a unas fuerzas políticas que “protagonistas no son” porque el merito se adquiere con humildad, poco a poco, con hechos concretos que quedan a beneficios de los demás y no a costa de alguien.

No puede un Festival de la portada de Starlite tener que cumplir con las mismas reglas de bares de 50 almas en el centro de la ciudad, aunque ahora lo esté haciendo y con todo nuestro respeto y admiración.

Invitamos la gente a aprovechar de este fantástico Festival todas las noches que puedan y hasta que no se cansen, pero sobre todo, hasta que tengamos la suerte que estos profesionales no se marchen de Marbella.

4 Comentarios

  1. Buenas:

    La solución es fácil; que pidan licencia de discoteca y cuando la tenga que les deje estar abiertos hasta las 6. Si no tienen permiso que apechugue con la ley, como el resto de bares de cincuenta almas del centro de Marbella, como usted dice. ¿Por qué tienen que saltarse la ley? ¿Por que son el starlite? Todos iguales, les guste o no.

    Un saludo.

    • Un Festival no es una discoteca, ni un bar de copas, sea Starlite como cualquier otro. No pueden estar cumplimentando la misma burocracia porque son 2 mundos distintos. Nadie ha querido saltarse la ley, no sabía yo de que hubiera una ley específica para los Festivales.

  2. Parece que menosprecia usted el nombre de Marbella y vanagloria los profesionales que trabajan en Starlite para hablar de su grandeza.
    Perdone pero no es así.
    Es Starlite el que le debe su popularidad a Marbella y no al revés. Que durante años hayan actuado como si este fuera su cortijo es una cosa y la realidad es otra. Esa chulería con la que ellos hablan a la hora de amenazar con irse no les beneficiará, se han aprovechado de un pueblo durante muchos años pero hasta aquí hemos llegado.
    Ustedes lo apoyan porque Starlite les habrá dado de comer de una u otra forma, me apuesto a que el día de mañana cuando aquí haya otro festival, no estaremos hablando más de Starlite, si ellos creen que van a ganar lo mismo en Sotogrande, allá ellos. Marbella seguirá estando en el lugar que está y habrá muchos promotores haciendo cola para promover aquí un festival con las mismas o mejores condiciones como las que se han tenido hasta ahora.
    Buenas tardes.

    • ViviMarbella es un medio independiente políticamente y económicamente, nos procuramos de comer por nuestra cuenta, con nuestro trabajo.
      Yo no menosprecio el nombre de Marbella, al revés, llevamos 7 años promoviendo Marbella de forma completamente gratuita para la ciudad.
      Si Starlite no hubiese sido llevado por grandes y valientes empresarios no hubiera crecido de forma exponencial año tras año, con todas las dificultades que esos tipos de eventos conllevan, han sabido transformar un vertedero frecuentando por drogaditos en un auditorio de prestigio, trayendo a Marbella turismo, dinero y famosos que ninguna campaña pública de marketing habría sabido y podido lograr. Seguramente han ganado dinero y por eso le admiro también: porque si una empresa es buena se merece ganar dinero. Seguramente los precios de los conciertos son más altos que en otros lugares, pero también la situación es muy diferente, los servicios añadidos, la ambientación, etc. En un mundo de libre competencia todos tienes las mismas posibilidades y reglas, pero no se puede comparar un Festival con un bar de copas o con una discoteca: son 2 entidades totalmente distintas, eso es evidente. Si Starlite se marchara y en su lugar viniera otro grande profesional, capaz de generar en Marbella lo que ha sido capaz de hacer Starlite, tanto nosotros como la ciudad estaríamos encantados, aunque deberíamos esperar unos 2-3 años por lo menos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.