El cantautor Franco Battiato abre mañana en Málaga su gira por España

Singular hasta lo inclasificable, popular y experimental a la vez, capaz de romper estructuras rítmicas y al mismo tiempo facturar adictivas melodías, Franco Battiato es un artista tan poco convencional como insustituible, de esos a los que hay que ver alguna vez en la vida. El compositor y cantante de ‘Centro di gravità permanente’ y ‘Bandiera bianca’ abre mañana 13 de julio en la plaza de toros de La Malagueta su gira nacional, que le llevará posteriormente a Huesca (Festival Pirineos Sur, 15 de julio), Madrid (Noches del Botánico, día 18 y entradas ya agotadas), Cartagena (La Mar de Músicas, 20), Girona (Festival Castell de Peralada, 22) y A Coruña (día 24).

La visita del siciliano es la cita más esperada y la que sintetiza las esencias del nuevo Terral (22.00 horas del jueves 13, entradas de 45 a 75 euros). Franco Battiato es el vivo ejemplo de conexión entre la vanguardia y el pop, de la búsqueda de la innovación partiendo del conocimiento de la tradición y las músicas populares. Su aparición en el albero estará además precedida de la actuación del cantautor Juri Camisasca, amigo y colaborador suyo en sus filmes, óperas y discos además de dueño de una interesante trayectoria en el rock experimental transalpino.

Battiato extractará en Málaga su inigualable cancionero flanqueado por sus pianistas, Carlo Guaitoli y Angelo Privitera, y por el Nuovo Quartetto Italiano, lo que sugiere una vertiente intimista y sutil, aunque todo es posible en un concierto del autor y vocalista de ‘Voglio vederti danzare’.

 

Un músico cerebral y explorador
Cantautor de pop, compositor de música clásica y de vanguardia, cineasta, pintor, Franco Battiato es sin duda una de las personalidades más eclécticas y originales de cuantas han aparecido en el panorama cultural italiano y europeo de las últimas décadas. Su música está en constante evolución: tras unos inicios ligados al rock progresivo con discos como Fetus (71) o Pollution (72) y después de una larga e influyente fase experimental y cerebral en la que trazó interesantes conexiones con la música clásica contemporánea (su disco del 77 L’Egitto prima delle sabbie ganó el ‘Premio Stockhausen’), el intérprete y compositor siciliano ha deambulado por la new wave, los sonidos étnicos, la música incidental, la oriental o la ópera. Sin embargo, sus mayores éxitos derivan del pop: así lo atestiguan temas como ‘Voglio vederti danzare’, ‘Propriedad prohibida’, ‘La stagione dell’amore’, ‘Bandiera bianca’ o ‘Centro di gravità permanente’, grabados en una fértil etapa en los años 80 en la que facturó sensacionales discos como Patriots (80), La voce del padrone (81), Mondi lontanissimi (85) o Nómadas (87).

Después de estrenar una ópera, hacer un disco de pop, colaborar con Antony Hegarty y regresar en sus últimos conciertos a su lado más vanguardista con el proyecto Joe Patti’s Experimental Group, este peculiar italiano vuelve a sus 72 años a Málaga para demostrar al público que sigue ampliando sus horizontes, que mantiene su pasión y su inmenso talento musical.

Su telonero, Juri Camisasca, es un músico autodidacta que en los primeros años setenta editó el experimental disco La finestra dentro (74) mientras colaboraba en los primeros discos de Battiato y con la histórica formación de vanguardia il Telaio Magnetico. En 1979 ingresó en un monasterio benedictino, desde donde participó en Genesi, una de las óperas del autor de Mondi lontanissimi, y registró un disco de cantos sacros. En 1989 rompió su retiro monástico y reemprendió su carrera musical, componiendo para Alice y Milva (otras colaboradoras de Battiato), editando discos de marcada espiritualidad, escribiendo para Premiata Forneria Marconi y volviendo a participar como cantante en óperas del siciliano (Gilgamesh, Telesio).

 

Deja un comentario