Los precios inmobiliarios de Málaga superan en más de 400 euros la media nacional

Con el mes de junio ha llegado también el calor en buena parte de España. Una subida de termómetros que ha afectado a la mayoría de ciudades, salvo contadas excepciones, y que ya agobia a muchos.

El Grupo Mitula ha analizado cuánto cuesta vivir en las zonas donde la climatología benigna permite huir de los rigores más extremos del verano, como Málaga, y disfrutar de temperaturas suaves durante todo el año. Ciudades perfectas para invertir en una segunda residencia o fijar nuestro próximo destino.

Los precios inmobiliarios en la capital de la Costa del Sol (1.865 euros/m2), superan en casi 400 euros la media nacional, situada en 1.473 euros. Sin embargo, la ciudad despierta el interés de los compradores, entre otros motivos, por su clima benigno durante todo el año atendiendo a parámetros meteorológicos. La capital malagueña tiene una temperatura media anual de 18,5 grados y durante los meses más cálidos (julio y agosto) no se superan los 26 grados de media. Además, la ciudad es una de las que cuenta con más minutos de luz gracias a sus 2.905 horas de sol anuales.

Un lujo climatológico que se paga y que ha convertido la entera provincia en un enclave perfecto para segundas residencias, además de colocarla en la diana de la inversión extranjera.

¿Invertir en una casa o en un apartamento?

Otra cuestión habitual que puede surgir cuando uno se plantea huir del calor, ya sea de forma temporal o permanente es qué tipo de vivienda comprar: ¿casa, piso o apartamento? Aunque el piso es la tipología de vivienda más buscada en el conjunto de España (41.81 %) y la casa se sitúa en segundo lugar (25.02 %)[1], el apartamento gana adeptos en zonas costeras y en aquellas ciudades o provincias con climas más benignos.

En Málaga las búsquedas de apartamentos suponen un 25.18 %, cifra sólo superada por Santa Cruz de Tenerife (25,73%), otra provincia con una suave climatología durante todo el año.

Las alternativas insulares

Además de Málaga, otras alternativas para los que buscan un clima benigno pasan por mudarse o invertir en una segunda residencia en alguno de los principales archipiélagos españoles:

Las Palmas de Gran Canaria: es el caso, por ejemplo, de Las Palmas de Gran Canaria. La ciudad registra una temperatura media anual de 20,7 grados, lo que la convierte en un lugar perfecto para vivir sin sofocos durante el estío y evitar también los rigores del invierno. Además, Las Palmas puede presumir de tener 2.821 horas de sol al año, más de 90 horas de luz que Madrid. Sin embargo, vivir en este enclave de las Islas Afortunadas tiene su precio. Con un coste de 1.454 euros/m2, las Palmas se sitúa prácticamente a la altura de la media nacional y por encima de otras capitales de provincia de dimensiones similares.

Palma de Mallorca: algo parecido sucede en Palma, la capital balear, donde la temperatura media anual se queda en 18 grados y donde se registran 2.780 horas de sol cada año. Además, la ciudad suma a su buen clima unas excelentes playas, lo que la convierte en una de las urbes más caras de España para vivir (después de grandes capitales como Madrid, San Sebastián o Barcelona). Con 2.181 euros de media por metro cuadrado, según cifras de Mitula Group, Palma es un enclave apto para pocos bolsillos. La inversión extranjera, el auge del turismo y de la vivienda vacacional y las tensiones entre oferta y demanda serían las causas de los elevados precios de la capital balear.

Distintas opciones para tener en cuenta, tanto en la compra de una segunda residencia como para una futura mudanza que permita disfrutar de una climatología más suave en uno de los países caracterizados, precisamente, por sus horas de luz y sus veranos cálidos de sol y playa.

Deja un comentario