La mayor inmobiliaria sueca se instala con fuerza en la Costa del Sol

Los nórdicos han puesto sus miras en la Costa del Sol. El benigno clima del que disfrutamos en esta zona del sur peninsular no ha pasado inadvertido para la mayor agencia inmobiliaria de Suecia, Fastighetsbyrån, filial de Swedbank, a su vez el principal banco del país nórdico. La firma inmobiliaria desembarcó en Marbella en 2010, concretamente en Nueva Andalucía y en estos apenas siete años cuenta ya con otras cinco oficinas, en Fuengirola, Nerja, Estepona, Torre del Mar y la capital malagueña.

Esta última sucursal ha sido la de más reciente apertura en Málaga, en septiembre de 2016. Se ubica en la céntrica calle Sebastián Souvirón, y al igual que el resto, está centrada especialmente en la atención al cliente de los países del norte de Europa, fundamentalmente suecos, noruegos, daneses, alemanes y británicos, «aunque también tenemos cada vez más clientela española», matiza el director general de Fastighetsbyrån para España y Portugal, Daniel Nilsson.

La primera sucursal de la compañía sueca en España se abrió en 2008 en Alicante, justo en el inicio de la crisis económica. Lejos de ser una complicación, la compañía no ha dejado de crecer por la zona del levante y los dos archipiélagos, además de en Barcelona. «La Costa Blanca y la Costa del Sol concentran el 80% de nuestras operaciones», aclara Nilsson, quien detalla que en el conjunto del país cuentan ya con veinte sucursales, incluyendo las seis de la provincia de Málaga.

En todos los casos se trata de inmobiliarias ubicadas en zonas céntricas de ciudades, que cuentan con una amplia cartera de inmuebles residenciales, tanto nuevos como de segunda mano. La horquilla de precios va desde los 25.000 euros a los 2,5 millones, «aunque esta semana hemos vendido a unos compatriotas suecos una villa en Marbella por 3,3 millones de euros, que ha sido hasta ahora nuestro récord», apostilla el director general de la compañía sueca.

En todo caso, el grueso de las operaciones se centra en viviendas de un tamaño mediano, de entre 60 y 100 metros cuadrados de superficie, con buenas calidades y vistas, y un precio de entre 150.000 y 250.000 euros. En las seis sucursales de Fastighetsbyrån en la Costa del Sol hay a la venta actualmente alrededor de 1.500 viviendas, de las 3.500 en el conjunto de todo el país.

El pasado año la firma cerró con 1.100 inmuebles vendidos y una facturación acumulada en España de 12,5 millones de euros, un 32% más que en 2015. Para este ejercicio confían en crecer otro 30%, hasta rebasar los 17 millones de euros, gracias a una plantilla que actualmente ronda los 160 empleados en nuestro país. En Portugal cuentan además con dos oficinas de ventas. En Suecia está el resto de la red, donde disponen de 263 sucursales.

Entre los planes de expansión de Fastighetsbyrån para este 2017 está prevista la apertura de una séptima oficina en la Costa del Sol, concretamente en Benalmádena, antes del verano, y siguen interesados en ampliar su presencia en Marbella, con una segunda sede en la Milla de Oro.

Según Nilsson, el perfil de los clientes ha cambiado y ya no solo atienden a jubilados. «Cada vez más tenemos gente trabajadora que elige una casa para vacaciones o fines de semana, al tener tantas conexiones aéreas con Málaga», dice Nilsson. «Aprovechamos nuestro origen sueco para sacar partido a la experiencia de una cadena que ha sabido gestionar este negocio con éxito. La estrecha colaboración entre las oficinas suecas y las del extranjero hacen que estemos constantemente en contacto con clientes que están interesados en viviendas en zonas soleadas», asegura.

«Mantenemos el mismo objetivo que cuando el por entonces denominado Sparbanken fundó Fastighetsbyrån en 1966: ser los mejores del país en proporcionar casas, pisos y casas de campo de forma seria y profesional tanto para el comprador como para el vendedor», sostiene la firma en su portal web.

«Hace 50 años se trataba de poner orden en un mercado sin normativa; actualmente, nuestra labor consiste en ofrecer el mejor negocio posible ante las crecientes necesidades de nuestros clientes».

Deja un comentario