Marbella pasa del ‘boom’ inmobiliario al socavón: sin plan de urbanismo ni licencias

Las inversiones inmobiliarias en Marbella caen en picado.

Isabel Pérez, arquitecta y concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Marbella, dice estar atada de pies y manos. Así lo manifiesta a El Confidencial al destacar que el número de licencias efectivas concedidas en 2016 cayeron un 10 por ciento respecto al año anterior. Sectores empresariales de la construcción califican la situación de “terrorífica para las inversiones”. El turismo residencial de lujo, la bandera que enarboló Marbella en el pasado, se acabó: la justicia ha dejado Marbella sin un Plan General de Ordenación Urbana, lo que asusta a los promotores, que huyen a otras zonas cercanas para invertir.

Los grandes beneficiados de la suspensión del Plan General de Ordenación Urbana han sido los municipios vecinos de Marbella, que son los que se frotan las manos ante la llegada de nuevo (y viejo) maná en forma de ladrillo. La anulación del PGOU de 2010 por parte del Tribunal Superior a finales de 2015, ha beneficiado a Estepona, Ojén y Benahavís, una zona que ya es conocida por gente de la construcción como el “bendito triángulo de oro para 2017”. “Estepona está atrayendo a grandes inversores que antes escogían Marbella. Este es el termómetro de que nuestro municipio se va posicionando cada vez mejor en el mercado y de que vamos generando empleo y riqueza, también en este sector”, destaca José María Urbano, alcalde del PP, a este medio.

Mientras en los juzgados se dirimen responsabilidades y un nuevo PGOU se intenta poner en marcha, Estepona, Benahavís y Ojén son los municipios que aprovechan esas lagunas legales para sus inversiones inmobiliarias. Los tres municipios ya se han beneficiado de las dificultades que hasta ahora atraviesa la situación urbanística marbellí. Desde el PP marbellí critican lo que “supone para Marbella de pérdida de empleos, la fuga de la inversión así como una merma en la recaudación municipal”. El problema radica en que la anulación del PGOU provoca que muchos terrenos donde había planteadas viviendas no sean ya hábiles para construir.

Deja un comentario