Moringa de la Axarquía: una planta aún desconocida que regala salud y nutrición

Ya sabemos que la Axarquía sea el territorio agrícola por excelencia de la provincia de Málaga, no solamente por las extensiones de mangos y aguacates, sino por muchas plantas relativamente nuevas que están revolucionando positivamente nuestras dietas.

Una de ellas es la moringa, que vamos conociendo a través de la experiencia de Salvador Rodríguez, fundador y propietario de Moringa Spain.

La Moringa Oleífera es una planta originaria de las faldas del Himalaya, conocida como “Árbol de la Vida”. Es el vegetal más nutritivo descubierto hasta la fecha. Se cultiva extensamente en los trópicos, pueden encontrarse hasta nueve especies al este de Etiopía, al norte de Kenia y en Somalia, siendo ocho de ellas endémicas en África.

Es un género de arbustos y árboles con múltiples usos: sus hojas, raíces y vainas no maduras se consumen como hortaliza. Todas las partes del árbol de moringa -corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores- son comestibles. Las hojas se utilizan frescas o secas y molidas en polvo. El aceite de semilla de moringa es dulce, no se pega, no se seca y no se enrancia, mientras que la torta hecha con semillas se utiliza para purificar el agua potable. Las semillas también se pueden comer verdes, tostadas, en polvo y en infusión para té o se pueden utilizar para hacer curry.

Las hojas son ricas en proteínas, vitaminas A, B y C, y minerales: muy recomendables para mujeres embarazadas y lactantes, así como para niños pequeños. Reconocidas sus propiedades antibióticas, contra el tripanosoma y la hipotensión, antiespasmódicas, anti-ulcerosas, anti-inflamatorias, hipocolesterolémicas e hipoglucémicas.

Con esas premisas, nos surgió la curiosidad de conocer más de cerca el proyecto de Moringa Spain y por eso hemos preguntado a Salvador cómo ha empezado su historia y cómo ha evolucionado el cultivo en estos años.

“Nosotros de Moringa Spain fuimos pioneros en cultivar moringa – nos explica Salvador – nacimos en el 2015 y justo en el mes de mayo terminamos la plantación de dos fincas en la zona de la Axarquía. Ahora tenemos 4 hectáreas en la zona del Rincón de la Victoria y una producción media entre 3.000 y 4.000 kilos por hectárea al año.

Las cosechas dependen del clima: estamos entre 4 y 5 cosechas por temporada desde junio a octubre más o menos. La planta crece rápidamente y es resistente a la sequía (no tolera el encharcamiento) por eso la zona de la Axarquía resulta ideal para el desarrollo de ese cultivo, además los árboles actúan como cortavientos y reducen la erosión del suelo.

La planta produce hojas durante la temporada seca y en periodos de sequía, y es una excelente fuente de hortalizas verdes cuando hay pocos alimentos disponibles.

¿En qué se diferencia vuestro producto de la demás moringa en España?

Desde un principio, nuestra filosofía ha sido apostar por cultivar y comercializar productos de gran calidad, tanto Moringa Oleífera, como nuestras Semillas, acompañado por el clima especial de la Axarquía, la supervisión y control en todo el proceso de forma artesanal con secaderos a la sombra, para mantener todas las propiedades hasta el proceso de envasado.

La diferencia principal es que nosotros cultivamos solo en arboles de tamaño grandes y cosechamos solo las hojas verdes oscuras de la parte bajas de dicho árbol, que son las que están en su óptima madurez ya que contienen todos los nutrientes. No tenemos arboles de tronco débiles ni cultivamos en forraje o arbusto, ya que en estos cultivos las hojas no contienen todos los nutrientes.

Al final nuestra Moringa oleífera y semillas es un producto ecológico de alta calidad que aporta entre un 32% y un 35% de proteína, cumpliendo con todas las normas higiénicas sanitarias españolas y europeas.

¿Cuál es vuestra gama de productos y dónde se elaboran?

Desde la cosecha y dependiendo del producto que se genere, intentamos llevar al cabo el proceso directamente en la empresa, aunque no tenemos todas las maquinarias para transformarlo todo, así que colaboramos con empresas externas (por ejemplo para las capsulas y las infusiones). Pero todo se hace en Málaga.

Nuestra gama incluye: hojas , semillas, infusiones, cápsulas, té endulzados con Stevia o con caña de azúcar, polvo de moringa, licor de moringa (una combinación de hierbas y moringa con un poco de anís). Y también estamos colaborando con una empresa cosmética para realizar productos de belleza.

¿Cual es vuestra política de ventas?

Tratamos vender directamente al consumidor y menos a través de distribuidores que comercializan todo tipo de moringa (de calidad inferior que la nuestra). Sobre todo por defender la calidad y su justo precio, así podemos explicar el valor de nuestra producción evitando tener intermediarios.

¿Cuál es el perfil del consumidor de moringa?

Nuestros consumidores abarcan casi todas las edades: desde los 25 hasta los 70 años. Actualmente vendemos a Finlandia, Francia, Alemania y Bélgica. En Europa aprecian mucho la Moringa de calidad y con los certificados europeos.

Nunca hemos perdido un cliente, al revés: una vez que prueban nuestra moringa no cambian.

Y tenemos potencial para cultivar más terrenos en caso de que la demanda creciera, así que los límites solo los ponen las políticas de precios.

¿En qué sentido os penaliza eso?

En general, económicamente nos vemos penalizados en cultivar una moringa de alta calidad ya que los canales de distribución quieren pagarla a precio bajos, porque la comparan con la moringa de otros países (y tal vez nacional) que no aplican los mismos estándares de cultivo y de cosecha, así que la calidad resulta más baja pero el consumidor final no lo sabe y termina comprando un producto con características inferiores al mismo precio.

De aquí nuestro compromiso desde el 2017 en formar parte de la asociación “Sabor a Málaga”, como ulterior sello de garantía para el consumidor final.

¿Salvador, puede que la moringa sea una moda o terminará consolidándose en nuestras casas a diario?

Por su alto valor nutricional, la Moringa aumenta la resistencia física y mental en situaciones de estrés y ayuda a obtener un estado de salud óptimo. ¡Eso es un hecho indiscutible, así que la moringa llego para quedarse!

Pero si es verdad que todavía, a diferencia que en Europa, en España falta conocimiento sobre la planta, así que cuesta más llegar al consumidor final.

Si os hemos despertado interés por esa planta milagrosa, echar un vistazo a la web de Moringa Spain y podréis descubrir cómo mejorar vuestra salud con sus maravillosos productos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.