Rozalén “libera” por primera vez sus ‘Aves enjauladas’ ante el público de Starlite Catalana Occidente

Si María Rozalén emociona habitualmente por sus letras y su carácter, después de diez meses sin subirse a los escenarios y tras un confinamiento, fue capaz de erizar la piel de todos y cada uno de los asistentes al Auditorio de Starlite Catalana Occidente, porque ella misma vivió una montaña rusa de emociones, entre la lágrima y la carcajada, entre la nostalgia algunas veces y las ganas de comerse el mundo otras tantas.

Y así lo expresó nada más pisar las tablas: “Llevo todo el día con ganas de reír, llorar, brincar… No sé cómo os voy a agradecer esto, que hayáis comprado entradas, que estéis apoyando la cultura en este momento, que nos estéis permitiendo subir a un escenario y ponernos a trabajar a todos estos que veis, que tenemos muchas ganas de trabajar. Ojalá os lo sepamos devolver con lo que tenemos preparado esta noche. Pero lo primero que quería decir es gracias, gracias, gracias por haber venido”.

Arrancó el espectáculo recordando a Mario Benedetti y su poema ‘No te salves’, tan apropiado para la ocasión. “Hay veces que pensamos que controlamos todo, tenemos unos planes pero la vida tiene otros y nos ha tocado parar“, decía Rozalén, para continuar explicando que en la anterior gira tenían un deseo que esperaban que durante la noche se multiplicase sustancialmente, el deseo era “que os vayáis de aquí con muchísimas ganas de vivir“.

En el repertorio, la artista albaceteña incluyó “muchas cosicas, porque he terminado de grabar disco hace nada y, aunque saldrá a final de verano, algunas canciones ya han salido y las vamos a tocar, por lo tanto hay una mezcla  de canciones antiguas que hemos querido recuperar y nuevas también”.

Una de las antiguas ahora recuperadas para el concierto de ‘nueva normalidad’ fue ‘Berlín’, “una canción que ya no cantábamos pero que nos dan mucho gustico”, y en el apartado de nuevas canciones, ‘Que no que no’, un tema compuesto especialmente para la película de Icíar Bollaín, ‘La boda de Rosa’, cuya protagonista es la actriz Candela Peña y que se estrena el próximo viernes en el Festival de Cine de Málaga.

‘Las hadas existen’‘Nada de nada’‘La Belleza’,’80 veces’‘Comiéndote a besos’ ‘Dragón rojo’ fueron algunos de los temas interpretados por Rozalén y su ya indisociable Beatriz Romero, intérprete de lengua de signos que acompaña a la cantante y que ofrece una nueva dimensión de la música a través de las canciones de la artista, acercándolas a las personas con problemas de audición en lo que es una muestra más de la sensibilidad especial de la que hacen gala María Rozalén y su equipo.

En una noche plagada de emociones y sentimientos a flor de piel, el nudo en la garganta llegó de la mano de canciones como ‘Justo’, “la canción que me ha hecho comprender qué ocurre cuando alguien habla de cosas que siguen doliendo tanto y que, aunque algunos no lo entenderéis, la canto desde la alegría”, o como ‘Aves enjauladas’, una canción compuesta durante el confinamiento para infundir ánimos, esperanza y ganas de seguir adelante a una sociedad encerrada en sus hogares. El escenario de Starlite Catalana Occidente fue testigo, por primera vez, del sonido de esta canción con público, cantada en directo cual vuelo liberador de esos pájaros, unos meses atrás enjaulados.

Para rematar la velada inolvidable, Rozalén entonó con la ayuda de toda La Cantera fundida en una única voz ‘Girasoles’ ‘La puerta violeta’, dos de los grandeshitsde su trayectoria musical, con los que ha conseguido llegar a los corazones de personas de varias generaciones y gustos musicales que ven en la artista un soplo de aire fresco, energía y positivismo tan necesario en los tiempos que corren.

“Se que sois seres sensibles, y sé que tiene que ser difícil no levantarse a bailar, pero gracias por ser tan responsables, por pensar en vosotros y los que tenéis alrededor, es para quitarse el sombrero el comportamiento que habéis tenido”, decía Rozalén a su público, al que transmitió todo su agradecimiento durante el concierto especial y mágico que ofreció a sus fieles seguidores.

Entre los asistentes al concierto se encontraban la actriz Cristina Castaño y la empresaria Raquel Oliva, que coincidieron con el mismo look y aprovecharon la casualidad para fotografiarse juntas en el photocall de Starlite Catalana Occidente, momentos antes del inicio del concierto.

El programa de Starlite Catalana Occidente sigue adelante. Por el Auditorio pasarán las mayores estrellas del panorama nacional. Ejemplo de ello son Siempre Así, Miguel Poveda, Luz Casal, Pablo López, Los Morancos, Melendi, Morat o Aitana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.