Cattlechain, una iniciativa europea que trata de suprimir la brecha digital entre los ganaderos y los consumidores

Si no eres vegetariano, pesci-vegetariano o vegano, cabe la posibilidad de que un jugoso chuletón de carne de calidad no te pase desapercibido, ¿verdad? Incluso y aunque los países tienen diferentes preferencias culinarias a la hora de cocinar la carne, los productos ganaderos como el cerdo, pollo, ternera, leche o huevos están en la compra habitual de muchos ciudadanos, desde Sur América a Asia oriental. Con un consumo de carne creciente (de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el consumo de carne ha aumentado en 218 millones de toneladas en 1997 a  376 millones en 2030), nos planteamos ¿no sería estupendo saber exactamente de dónde viene esa carne?, o siendo más específico, ¿en qué tipo de entorno se ha criado?, ¿se ha tratado justamente esos animales?, ¿se han alimentado correctamente? Respuestas a preguntas que frecuentemente se responden de forma imprecisa y no  aclara a los consumidores.

Con una población mundial creciendo estrepitosamente, implica que el consumo de comida crezca a la misma velocidad. El sistema global intenta encontrar el camino sostenible para alimentar a 9.7 billones de personas que es la población global esperada para 2050[1], la estrategia de compra de los ciudadanos preocupa no solo el futuro de las tiendas y el consumo alimentario, si no que también cómo se va a sumar la agricultura a esa ecuación. ¿Cómo podemos asegurar el acceso a la comida? ¿Cómo producir altos niveles de calidad, que a la vez son aptos para todos los bolsillos? ¿Cómo producir comida reduciendo el uso de energía, tierra, agua y que mantenga a la población rural? ¿Cómo producir comida que respete mejor el bienestar animal? Esto son solo algunos desafíos que seguramente nos darán qué pensar.

Tecnologías digitales disruptivas para aumentar la productividad y el acceso a servicios y mercados en el sector agrícola

Como los consumidores han aumentado su recelo, en la fuente y condiciones de su comida, las empresas del sector buscan responder con innovación los desafíos del consumo. Asegurando que más tierra cultivada de manera sostenible, está disponible para la producción agraria así como implementando métodos de ganadería sostenible son algunas maneras de abordarlo, pero no puede ser la única respuesta al problema. Las aplicaciones centradas en la tecnología IoT (del inglés internet de las cosas) y Open Source, podría ser la ficha que le falta a este puzle. Pues se presentan como un importante conductor para los sectores productores del tablero y su potencial no debería ser distinto en lo que a la agricultura se refiere. Desde huertos urbanos a drones y robots de ordeño, ideas nuevas y sostenibles nos llegan continuamente; sobre cómo la innovación puede ayudar a cubrir las necesidades del sector; y en especial a acercar el productor a lo que esperan obtener los ciudadanos y consumidores; aparte de ayudar a preservar la biodiversidad.

Si miramos hacia el futuro digital, Big Data, inteligencia artificial, robótica y blockchain (entre muchos otros) parecen la respuesta a cómo producir de manera sostenible, preservando el bienestar animal. Blockchain, en particular, está ya remodelando la industria como la conocemos hoy en día (que en muchos casos podemos decir que es arcaica), con métodos para ayudar al ganadero a llevar un control de su ganado. Observando lo que ocurre en los pastos en tiempo real, y asegurándose de que pasan el tiempo adecuado pastando, los ganaderos pueden etiquetar su leche o carne como producción de pasto. Esto es solo un ejemplo, pero la tecnología puede ayudarnos en muchas más cosas.

El proyecto Cattlechain

El proyecto Cattlechain es un ejemplo reciente de una iniciativa creada para satisfacer este tipo de retos, y en particular, para satisfacer los retos del sector ganadero europeo, que incluyen, el envejecimiento de la población del rural, la estrecha dependencia de los productores a ayudas públicas, la creciente demanda de los consumidores en cuanto a calidad, seguridad y trazabilidad; y los altísimos costes que suponen implementar tecnología punta (aparte de la incierta garantía de beneficios que supone). El proyecto está coordinado por Sensowave, y participan la Fundación FIWARE, el instituto de ganadería francés IDELE y la empresa alimentaria Natrus. El objetivo de este proyecto, es mejorar el proceso de producción y garantizar la trazabilidad y el bienestar animal en la venta de productos de origen vacuno, gracias a la ayuda de la tecnología blockchain, sensores herramientas intuitivas que faciliten un sistema de soporte para tomar decisiones.

Haciendo uso de blockchain, el proyecto se caracteriza porque busca asegurar la trazabilidad, en toda la cadena y no solo en la producción final. El sistema es capaz de identificar en tiempo real, a través de la plataforma, la localización y estado de sus animales en el campo (como pueden ser la salud o la condición reproductiva). Así el trabajo extra que supondría para un ganadero toda la parte de gestión para aumentar la productividad, eficiencia y transparencia, se realiza de forma automatizada y se puede dedicar a otro tipo de tareas.

El reporte tradicional de trabajo administrativo de una granja se realiza en su mayoría, manualmente, y es un trabajo tedioso que muchas veces insta a cometer errores, lo que supone una vulnerabilidad para el sistema en sí. Es aquí, donde la tecnología compensa el trabajo cotidiano y hay cabida para dispositivos que puedan recopilar automáticamente indicadores de bienestar y salud del animal podrán ser utilizados en sistemas de soporte de decisiones, que reducirán costes y trabajo. El objetivo del proyecto es garantizar la medida automática de indicadores de bienestar animal, y proveer de un único punto de acceso a todos los actores de la cadena alimentaria. Sobre todo, se pretende facilitar la vida al ganadero y que el uso de esta tecnología no suponga un coste adicional para su producción si no un aumento de beneficios. De la misma manera la solución será fácil y cómoda para cualquier usuario, además de abierta porque estará basada en los estándares internacionales de código libre (Open Source).

Interoperabilidad es la esencia

¿Por qué la interoperabilidad es tan importante? Para poder entrar en el mercado de soluciones inteligentes de hoy en día, de una forma eficaz, los servicios “SmartAgri” y sus aplicaciones deben ser capaces de comunicarse de forma segura con el resto de servicios y dispositivos disponibles, recorriendo numerosas infraestructuras del sistema. Si se recogen muchos datos de una sola granja o región, tiene mucho valor, pero no es por si solo suficiente. Compartir estos datos con sus propios sistemas y relacionarse automáticamente con la industria es vital para el ganedero. O lo que es lo mismo, cuanto más mejor, si se recogen más datos, más ganaderos pueden beneficiarse de una visión más completa de su trabajo.

Además, la solución debe ser tan asequible como flexible. Con Open Source, los proveedores de soluciones SmartAgri, pueden fácilmente construirlas libres de comercio y disponible en una plataforma abierta. Esto significa que los recursos financieros de los que disponen pueden usarse para impulsar otros aspectos de sus negocios, y así los ganaderos pueden estar seguros de que la ola tecnológica no les costará más de lo que pudiesen pagar. Incluso, se ha calculado la ganancia de aplicar esta tecnología, para que salga rentable. FIWARE, ofrece una herramienta abierta de software gratuita para acceder a un código fuente, que permite mejorar el rendimiento de las aplicaciones y añadir nuevas características, así como arreglar errores siendo una plataforma de la que todos nos podemos beneficiar.

No se trata solamente de que los aparatos tecnológicos lleguen al ganadero, tienen además que estar construidos siguiendo un enfoque abierto u Open Source. Este proyecto sigue muy de cerca las guías de la Fundación FIWARE[2], en las que se reconoce los estándares a los que todo el mundo puede acceder, para entender e implementar fácilmente a la hora de construir dichas soluciones. Cattlechain es solo un ejemplo de como la comunidad FIWARE ayuda a acercar la tecnología punta a ciudades y medio rural, con una visión digital basada en la sostenibilidad. Simplificar los procesos de la agricultura, convirtiéndolos en automáticos, es en realidad lo que se tomará como partida tras estas iniciativas. Estando todavía en fase relativamente temprana, Cattlechain se propone proveer, además de muchas otras funciones, como se describen a continuación:

  • Optimizar la cadena alimentaria: Producir comida de alta calidad, que aseguren el bienestar animal, y con una pequeña huella ecológica, es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la producción ganadera. Para conseguir estos requerimientos, la ganadería está constantemente invirtiendo más en sus propiedades, y obteniendo ganaderías de mayor valor. Esto hace que se necesite almacenar, seguir y monitorear todos los bienes activos, y donde la innovación resulta útil. Hasta ahora, la distribución de alimentos tiende a sentir dificultades para asegurar que los productos que están comprando han sido criados en las condiciones que les especifica el proveedor. Con tecnologías basadas en el internet de las cosas, los ganaderos pueden trabajar sin dificultad y ser más proactivos en el cambio Smart del sector, hacia una ganadería sostenible.
  • Enfoque más sencillo para guardar y acceder a los datos: todos los datos se recogen con la ayuda de los dispositivos IoT, microchips RFID, collares digitales etc. Los datos de la predicción del tiempo o de salud de las vacas, puede almacenarse en una sola plataforma, que facilita al ganadero el acceso y análisis de datos y estar mejor informados para tomar decisiones, o modificar los planes que consideren. Un simple ejemplo puede ser cómo plantear tareas ante una amenaza meteorológica, de esta manera cuando el clima es extremadamente seco, comprometerá el valor nutricional de los pastos, y el resultado será que las vacas no reciban un suficiente aporte de nutrientes. Ante esta previsión el ganadero podrá plantear una alimentación lo más ajustada al nivel energético de su pasto.
  • Seguridad alimentaria y nutrición: Más y más, los consumidores se han familiarizado entendiendo que los animales se han criado en condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas lo que lleva muchos beneficios a la mesa, como mejorar la seguridad alimentaria, o el sabor y capacidades nutritivas. Esto le permite al ganadero que pueda ajustar los precios de sus productos más eficientemente y ser más efectivos a la hora de ofrecer lo que demanda el consumidor. A corto plazo, un mapa en el que puedas ver el camino que ha dado la carne desde la granja hasta la mesa es esencial para que los clientes confíen en los productos que compran.

[1] Fuente: ONU 2020

[2] La Fundación FIWARE es una organización sin ánimo de lucro fundada en 2016 por Atos , Engineering , Orange y Telefónica, que impulsa la definición y fomenta la adopción de estándares implementados mediante tecnologías de código abierto. Estos estándares facilitan el desarrollo (y comercialización) de soluciones inteligentes basadas en tecnologías FIWARE dentro de sectores como Smart City, Smart Energy, Smart AgriFood y Smart Industry.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.